Dominando el arte de contar historias

La semana pasada hablé de la importancia que tiene el Storytelling en la elección del nombre de tu web y en los subtítulos o lemas. Esta semana me voy a centrar en cómo escribir la página de presentación utilizando el Storytelling.

Tengo la firme convicción de que el Storytelling (el arte de contar o de narrar historias) está cada día más relacionado con el copywriting (escritura persuasiva) y con la historia de Marca. Todas estas disciplinas interrelacionadas conforman la imagen de Marca de tu empresa. Más importante aún es la imagen que percibe el lector de ti a través de la web.

Por ello, utilicé la metáfora de la cebolla donde sus capas son las historias y los modos de narración (Storytelling) y su corazón es el valor universal, la imagen de Marca, que se desprende de cada palabra escrita o leída entre líneas.

Así, el Storytelling puede estar presente en distintas áreas:

  1. En el nombre de la página web.
  2. En el subtítulo o en el lema que lo acompaña.
  3. En la página de “Quién soy/quiénes somos/nosotros/nosotras/about me/about us”.
  4. En cada producto o servicio.
  5. En los posts o en los artículos que se escriben.
  6. En la newsletter
  7. En el contacto con clientes.

Hoy solo voy a hablar de la página de presentación, conocida por diversos nombres: Quién soy, Quiénes somos, Nosotros, Nosotras, About me, About us…

¿Cuál es la importancia que tiene esta página?

Lo primero y antes que nada, se debe tener claro que la página de presentación va a ser la más visitada por tus lectores, posibles clientes o lectores advenedizos que han aterrizado en tu web después de una difusión de un artículo o de hacer una búsqueda en Google. A la gente le gusta saber quién anda detrás de la web, qué formación y experiencia tiene, por qué está ahí y, sobre todo, qué puede ofrecerle.

Pero la redacción de esta página genera muchas dudas y preguntas varias: ¿Por dónde empiezo? ¿Tengo una historia que contar? ¿No quiero contar mi vida? ¿Pero qué historia cuento? ¿Cómo la cuento?

Este apartado debe escribirse en primera persona. ¿Por qué? Porque en las grandes Marcas nadie conoce quién está detrás de ellas, son totalmente impersonales y se dirigen a todo el mundo. Son como máquinas de producir dinero.

Sin embargo, lo que diferencia a las nuevas Marcas de las anteriores es precisamente la cercanía y la proximidad. Detrás de una gran Marca hay una gran persona o un gran equipo con nombres y apellidos.

Tu empresa y tu blog son como tu casa. Parte de la premisa de que has de contar sólo aquello con lo que te sientas cómodo.

Lo importante en esta página es destacar dos aspectos:

  • La pasión que envuelve el proyecto

  • El objetivo marcado relacionado con el público al que te diriges.

Nunca puedes perder de vista al lector y posible cliente. Todo aquello que no esté en relación con estas premisas, puede quedarse fuera. Es decir, tienes que tener muy claro:

  • ¿Qué quieres contar? ¿Va en la línea de tu Marca?

  • ¿Qué quieres transmitir? Valores: seriedad, cercanía, profesionalidad, alegría, innovación, renovación…

  • ¿Cuál será el estilo y el tono más adecuado para lograr los valores mencionados y llegar al lector?

Se trata de fomentar la cercanía, la proximidad y la empatía mediante una historia. ¿Tiene que ser entrañable? No. ¿Puede ser inventada? No. ¿Puede ser inverosímil? Tampoco. ¿Ha de tratarse de una exageración? Para nada.

Simplemente tiene que ser la historia que se esconde tras ese proyecto. Tu historia no solo ha de proporcionar números, títulos y aciertos de tu empresa, sino que tiene que generar unos sentimientos en el público.

El Storytelling comunica emociones y despierta en el lector sentimientos. Tú eres la historia, pero tu público es el protagonista. El Storytelling no trata tanto sobre ti, sino de ellos.

Lo más importante es detectar ese ingrediente secreto que hay en tu historia para ofrecer el plato más sabroso. ¿Cuál es el ingrediente secreto de tus recetas? ¿Quizás el punto de sal? Pues salpimienta tu historia.

Si te has constituido como Marca personal con nombre y apellidos.

 

Es recomendable contar:

– Cómo ha sido el proceso.

– Cuándo descubriste tu pasión.

– Qué has hecho para lograr tu meta.

– Qué te diferencia de la competencia.

– Qué puedes ofrecerle.

¿Que te caíste de la bici en la infancia? A nadie le interesa, a no ser que fueras Miguel Induráin y que gracias a esa caída descubrieras tu verdadera pasión.

Por ejemplo, Eli Romero resalta su área de especialización en prensa y se presenta de esta forma:

MÁS DE 10 AÑOS DEDICADOS EN CUERPO Y ALMA A LA COMUNICACIÓN EN PRENSA ESCRITA, RADIO Y TELEVISIÓN.

DESCUBRE LAS CINCO HISTORIAS QUE TE GUSTARÁ SABER SOBRE MÍ

Soy de las que piensan que cuando nacemos traemos un pan debajo de un brazo y en el otro guardamos la vida laboral. De pequeña tenía una extraña obsesión, cada día me paraba delante de un escaparate lleno de máquinas de escribir. ¿Sería una señal?

Soy Licenciada en Periodismo, Máster Oficial en Radio y Televisión digital y, como soñaba con ser corresponsal comunitaria (yo iba a vivir en Bruselas para comer chocolate todos los días de mi vida) pues estudié otro Máster en Relaciones Internacionales y Unión Europea.

Después de 7 años viviendo en Madrid he decidido mudarme al pueblo. Para algunos puede parecer descabellado debido a mi profesión, pero es que mi pueblo es un lugar pro porque tenemos hasta estación de AVE, con lo que estoy conectada con la capital en un plis plas.

Soy andaluza con “acento bonito”, así lo describen mis amigos no andaluces. Amante de mi tierra y del resto del mundo porque me encanta viajar.

Siempre sonrío. Me lo dice todo el mundo, es mi arma secreta. Cuando hablo en público guardo los nervios a través de la sonrisa. En Comunicación hay muchas técnicas para salir airoso de cualquier circunstancia “extrema”.

Oye Deb, en cambio, decide presentarse ella primero en esencia tal como es y después conecta su currículo de toda la vida. En la primera parte, destaca cuál es su misión y cómo cambió su vida cuando descubrió qué quería hacer realmente, el emprendimiento a medida, tras años de estudios y de trabajos en el sector audiovisual.

Cuando llegué por fin a entender que lo que de verdad quería hacer era escribir y facilitar a otras personas lo que tantos años y tanta angustia había supuesto para mí encontrar, todo cambió. Yo cambié. Mi estilo de vida cambió. Y sigue cambiando cada día. Siempre a mejor. Siempre con más riqueza, más conciencia, más tranquilidad, más seguridad.

Creo que emprender y trabajar por tu cuenta mola, y yo nunca jamás volvería a trabajar para nadie, pero eso es solamente la forma. El fondo, el significado, lo pones tú. Sea por cuenta propia o por cuenta ajena, lo importante es que trabajes a tu medida. Que pongas en juego cada día tu talento y hagas, de verdad y por fin, lo que realmente quieres.

La segunda opción es crear una Marca con un nombre diferenciado de la persona que lo gestiona.

Aunque no hayas apostado por tu nombre, tras la empresa se esconde alguien (tú)  que debe aparecer, pues genera confianza en el lector. Sin embargo, hay que conseguir el equilibrio perfecto entre la presentación de la Marca y de la persona que lo gestiona.

La Marca es la sal y la persona es la pimienta. Ambas están indisolublemente unidas, pero a veces se cocina una receta demasiada salada o picante.  Por ello, es importante hacer balance y contar las cosas personales que estén en consonancia con la Marca. Porque si no soy Miguel Induráin, a nadie le interesa que me cayera de la bici de pequeña, cuando mi pasión desde entonces son las palabras.

Por ejemplo:

Se trata de un negocio familiar que por A o por B se ha quedado anquilosado. Sin embargo, este oficio se ha transmitido de generación en generación y ha llegado la hora de darle un nuevo impulso, de buscar nuevos mercados, nuevas fórmulas, nuevas gamas de productos…

¿Cómo se puede crear una historia? Habrá primero que destacar la tradición familiar, incidir en que se ha transmitido de padres a hijos y que te has pasado allí toda la infancia correteando por los pasillos y haciendo trastadas con tus hermanos o con tus primos.  Pero la vida te ha llevado por derroteros varios hasta que, al fin, un día decidiste dar el paso en el oficio familiar porque es una pasión que has mamado desde la infancia.

¿Que el viaje de la vida te llevó a Tailandia? No interesa, a no ser que allí un día sentada frente al mar rememoraras esa tradición familiar, se te ocurriera el nombre de marca o la idea viniera en forma de luz inspiradora.

Más ejemplos:

  • Se trata de una página sobre viajes. ¿Qué resaltarías? ¿La experiencia adquirida en los viajes y el porqué deben contar contigo o la titulación en farmacia?
  • Se trata de una página sobre libretas handmade o hechas a mano. ¿Dirías que acabas de aprender o que siempre te han gustado las manualidades y que constantemente has estado preparándote y creando?
  • En esta ocasión la empresa es de diseño gráfico y no se tiene título en la materia, pero sí una amplia experiencia. Se estudió digamos que Derecho Civil, pero después de trabajar en el sector se advierte que no es la vocación, que no se es feliz y que cada hueco libre se emplea en hacer cursos y en ampliar conocimientos en torno al diseño. ¿Habría que ocultar el dato? No tiene por qué. De hecho, es muy común equivocarse tan joven en la elección laboral. ¿A quién no le ha ocurrido? Se humaniza la Marca.

Lo realmente importante a la hora de escribir tu historia es contar aquello que esté en consonancia con lo que quieras transmitir. Lo superfluo puede omitirse cuando no aporte valor a la historia.

Y para terminar, ¿qué receta no lleva un poco de especias? Aparte de salpimentar la historia, se le puede incorporar una hoja de laurel con un toque de gracia que dibuje una sonrisa en el lector.

Mostrarse humano, cercano y empático son la salpimienta y el laurel de tu historia de Marca. Ahora tan solo hace falta  narrarla con las palabras adecuadas.

¿Que no te salen las palabras para aderezar la receta perfecta? PAM está deseando cocinar palabras a la medida de tu historia.

 

Y tú, ¿cómo aderezas tu historia?

¿Qué tienes en cuenta a la hora de escribir tu historia en la presentación?

¿Cuál ha sido el mayor problema que has tenido para escribir el “quién soy”?