Los 7 errores capitales del copywriting

 

Escribir no para seducir ni brillar, sino para matar al lector es lo que ocurre en más de una página web o bitácora. ¿Por qué no se venden tus productos? ¿Por qué las visitas están cayendo en picado? ¿Por qué el tiempo de permanencia de los lectores ha disminuido?

Son preguntas que alguna vez toda persona, dedicada al mundo online y que quiere ganarse la vida desde un ordenador, se ha formulado en algún momento.

¿Quieres vivir de tu blog o de tu negocio online (en línea)?

 

No te mareo más y voy directamente al asunto del artículo. Estos son los siete errores que no debes cometer en las páginas ni en los artículos si no quieres perder lectores:

  1. El enemigo número uno: Las faltas de ortografía. Hay que evitarlas a toda costa. Ya se decía en El Arte de la guerra:Al enemigo, mejor tenerlo cerca”. Se trata de convertir a la Ortografía en tu mejor amiga, no en tu peor enemiga. Hasta Facebook ha lanzado el ultimátum de que las cuentas que tengan un exceso de faltas se van a cerrar. Consideran que una red social debe cumplir una misión educativa combatiendo el analfabetismo. Si ya lo decía Pessoa: “La ortografía también es gente”.

En demasiados sitios se vierten opiniones como:

  • “Algunas faltas son completamente permisibles”.
  • “Limítate a usar el corrector y no te preocupes de la ortografía”. Desde luego, el corrector automático te asegurará el éxito.
  • “Que dejen que cada uno se exprese como quiera”. ¡Sé tú mismo, mi mamá me mima o “yomimeconmigo” contra el mundo!

 

  1. La facilidad de lectura es tu mejor aliada. La legibilidad del texto (que no lecturabilidad –vaya palabro que se puede agregar a la moda de las palabras largas-) viene determinada por la selección de la tipografía (color, tamaño, espacios) y por el fondo de la página (mejor el positivo –negro sobre blanco- que el negativo –blanco sobre negro-).
  1. Un mazacote de quince líneas es un atentado terrorista contra el pobre lector. Lo ideal es construir párrafos de no más de 5 o 6 renglones con algunas palabras en negrita que faciliten la lectura del texto y lo conviertan en un auténtico placer. La lectura digital escanea la información, mientras que la lectura en papel es más pausada.
  1. Muy relacionado con el punto anterior sería el abuso de las negritas. Las palabras subrayadas o en negrita funcionan como realces de formato. Se subrayan las palabras claves y las frases impactantes. Todo un párrafo en negrita es realmente un ladrillo que no invita a la lectura.
  1. El engaño sistemático. Lees un titular atractivo y sugerente, pinchas en el enlace y, cuando te enfrentas al contenido resulta que no tiene nada que ver con la promesa del titular. ¡Vaya fiasco te has llevado! Y como consecuencia no vuelves nunca más a esa página web.
  1. ¿Spanglish? Hay textos que necesitan sí o sí de “google translator”: SEO, community manager, blog, bloger, Growth Hacking, storytelling, about us, workshop, brand story, engagement, branded content, brainstorming, email marketing… La lista puede ser interminable (Los 50 anglicismos de moda en internet). Si existe su correspondiente palabra en castellano ¿por qué abusar de los anglicismos?
  1. ¡No me des órdenes! No es aconsejable abusar del tono imperativo. Generalmente a la gente no le gusta que le den órdenes ni que le echen una reprimenda. Y por otra parte, a nadie le agrada que le traten como si fuera tonto. No existen las soluciones rápidas ni maravillosas de la noche a la mañana. Hay trabajo de por medio.

Evitar estos 7 errores capitales en el copywriting (escritura publicitaria) hará que tu página web gane credibilidad (prestigio) y que aumente el tráfico de calidad hacia la misma. El equilibrio es el compañero inseparable de la presencia online. Recuerda que «menos es más«.

¿Qué otros errores capitales se dan en las páginas webs?

Alguna sugerencia para no matar al lector.