En el copywriting el inglés vende

 

 

La semana pasada, mientras preparaba el artículo de los 50 anglicismos de moda en internet, me hice las siguientes preguntas: ¿Por qué se usan tantos anglicismos en la red? ¿Conlleva su empleo algún peligro? ¿Ofrece ventajas?

¿Cuáles son los motivos reales para utilizar el inglés en las bitácoras y en las páginas webs?

 

  1. Espacio: Las palabras inglesas suelen ser más cortas que sus correspondientes en castellano. El diseño y el espacio mandan: HOME frente a PÁGINA PRINCIPAL; WEBSITE en vez de PÁGINA WEB.
  1. Connotaciones negativas: Hay palabras que en español tienen una carga de significado negativa, pero es importante nombrar esa acción. Un ejemplo claro sería el uso de la palabra inglesa NEWSLETTER. En español se traduciría por boletín informativo y, si se piensa bien, ¿quién querría suscribirse o apuntarse para que le acribillen de noticias cuando se huye de estas en la vida real? También podría traducirse por circular (aunque más bien se usa para la comunicación interna de las empresas) o literalmente como carta de noticias. Pero se vuelve al principio: Hacen falta tres palabras en castellano frente al término inglés que es breve y conciso. Además el anglicismo suena mejor y es más cool.
  1. Distinciones: Muy relacionado con el punto anterior. Cuando un anglicismo sustituye a un término castellano con connotaciones negativas, se va perdiendo poco a poco la noción de lo que realmente es y empieza a designar una nueva realidad. Porque no es lo mismo una newsletter de cualquier compañía telefónica que una de un blog o de una empresa online. El boletín informativo se utiliza exclusivamente con fines comerciales de forma impersonal, mientras que la newsletter persigue acercarse al lector y crear una comunicación más cercana y directa.
  1. Nuevas realidades y oficios: A raíz de la irrupción de las nuevas tecnologías se han establecido nuevas formas de negocio y de comunicación. El medio es el mensaje. A la par que también se han creado nuevas profesiones como la de community manager o el growth hacker. Los términos en castellano de periodista o comunicador y el de pirata del crecimiento se quedan cortos y hacen un flaco favor a la profesión.
  1. Actualización, renovación y prestigio: El empleo de anglicismos proyecta una imagen de profesional preocupado por las innovaciones del sector. ¿Qué pensaríamos de un periodista que continuase escribiendo a mano o con máquina de escribir? ¡Tendría triple trabajo! ¿Y de un diseñador que utilizara programas obsoletos de diseño gráfico? La renovación representa prestigio.
  1. Globalización: Hace años que son universales las comunicaciones, las modas, las ropas, la música, los productos y las estrategias de marketing. El lenguaje de los mass media es global. Ya lo dijo Marshall McLuhan en la Galaxia Gutenberg:

“Si una lengua es un modo de conceptualizar la realidad y de conformar la visión del mundo, de modo lógico,  el lenguaje de los media, al ser universal, también acarrea una concepción del mundo global para la comunidad de receptores”.

 

  1. Estadísticas: El señor Google se ha convertido en un monstruo de las comunicaciones que penaliza o apremia a las páginas en función de sus propios filtros. ¡Filtros que por supuesto son globales! Las palabras claves ayudan a situar mejor las páginas webs en los buscadores (posicionamiento SEO). ¡Y claro! Llevarle la contraria a Google puede costarte muy caro. Así que hay que hacer de tripas corazón y utilizar términos y palabras claves que ayuden a situar (o posicionar) mejor tu página web. Está claro que, si no te encuentran, no vendes. Así que los anglicismos como copywriting, storytelling, blog, newsletter, handmade o start-up son palabras claves que hay que emplear para que te encuentren en las búsquedas de información.

 

  1. Porque el inglés simplemente vende: es la tecla adecuada para vender en un lenguaje universal y en una comunicación global.

¿Crees que el inglés ayuda a vender?

¿Se trata de una moda pasajera o de una consecuencia natural de la globalización?

¿Se te ocurre algún otro motivo de venta gracias al empleo de los anglicismos?