El texto expositivo:

Definición, clasificación, estructuras y rasgos lingüísticos

El texto expositivo forma parte de las principales modalidades textuales y es, quizá, uno de los más sencillos de aprender, dominar, estudiar, identificar y analizar. Esto es así porque son textos que utilizamos en nuestra vida cotidiana: noticias, libros de texto, enciclopedias digitales (Wikipedia), currículum vitae, exposiciones orales, informes…

Las modalidades textuales, también llamadas secuencias y tipologías textuales (depende de la época, del lingüista y del profesor) son las grandes macroestructuras donde podemos ubicar textos que por su forma, función y finalidad poseen una serie de características que les son propias. Así, las modalidades textuales están formados por cinco grandes bloques de textos:

  • Expositivos: transmiten información
  • Argumentativos: intentan convencer
  • Narrativos: cuentan una historia
  • Dialógicos: se producen por medio del diálogo
  • Descriptivos: representan objetos, personas, paisajes, sentimientos, ideas… reales o imaginarios.

Para algunos autores, los textos prescriptivos formarían parte también de las modalidad textuales y para otros se ubicarían dentro de los textos expositivos.

Los textos expositivos tienen como principal finalidad transmitir información objetiva y verídica, para lo cual utiliza un lenguaje claro, conciso y riguroso.

A continuación os dejo el vídeo de YouTube donde explico el texto expositivo.

Asimismo, el guion que se seguirá en la explicación será el siguiente:

  • Definición
  • Clasificación:
    • Según su forma: continuos y discontinuos
    • Según el tipo de público al que se dirigen
    • Según los ámbitos de uso
  • Estructuras típicas
    • Deductiva
    • Inductiva
    • Encuadrada
  • Procedimientos
    • Definición
    • Ejemplificación
    • Comparación
    • Problema-solución
    • Pregunta-respuesta
  • Rasgos lingüísticos

El texto expositivo


EJEMPLO RESUELTO PARA ANALIZAR UN TEXTO EXPOSITIVO

EL AGUA

El agua es uno de los elementos más importantes de la Tierra: de hecho, cubre las tres cuartas partes de nuestro planeta y, sin agua, ningún ser vivo podría vivir. El agua (del latín aqua) es una sustancia cuya molécula está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O). La mayor parte del agua está en los mares y océanos, en los ríos y los lagos, pero también hay agua por debajo del suelo.

Con el calor del sol, el agua se evapora y asciende por la atmósfera: al llegar a cierta altura, con el frío, el vapor se vuelve a condensar en gotas de agua, formando así las nubes. Esas nubes se desplazan, empujadas por el viento. Si llegan a algún lugar más frío (por ejemplo, el pico de una montaña) o si las gotas, al juntarse, aumentan demasiado su volumen, se produce la lluvia: las gotas caen al suelo. Si la capa de aire donde llega la nube es muy fría, las gotitas de agua se cristalizan en copos de nieve. A veces, entre la nube y el suelo se cuela una capa de aire helado: las gotas de agua que caen de la nube, al cruzar ese aire tan frío, se congelan y caen en forma de granizo. Al caer al suelo, el agua de la lluvia o de la nieve, cuando esta se derrite, va resbalando o se filtra dentro del suelo. De esta forma, a través de los ríos el agua vuelve al mar y el ciclo vuelve a empezar.

Las mayores precipitaciones se producen en torno al Ecuador y en las zonas templadas cercanas a los océanos, pero hay zonas donde apenas llueve: son zonas áridas. No siempre llueve de la misma forma:hay lloviznas, chubascos, aguaceros, trombas de agua.

Nos encontramos ante un texto de modalidad expositiva, ya que es un tipo de discurso que se utiliza para transmitir información objetiva, en este caso se trata el tema de la importancia del agua en nuestro planeta y se detallan las formas posibles que puede adquirir la misma.

En cuanto a su estructura externa, podemos observar que es un tipo de texto expositivo continuo, porque no aparecen gráficos ni infografías y la información se nos presenta bajo la forma de un texto integrado por un título y tres párrafos.

En este texto predomina la estructura interna deductiva porque en el primer párrafo nos encontramos con la idea principal y en los siguientes párrafos nos la concreta y detalla. De esta manera, la estructura queda así:

  1. Introducción (primer párrafo): se plantea la idea principal, ya que el agua es uno de los elementos naturales más importantes de nuestro planeta. Además se nos define el concepto.
  2. Desarrollo (segundo párrafo): donde se explica el proceso del ciclo que sigue el agua en la Tierra.
  3. Conclusión (tercer párrafo): si bien en sí mismo no es una conclusión como tal, al detallar los lugares donde se suelen producir las lluvias y los distintos tipos que existen podríamos considerarlo como el párrafo final al ser el último de este fragmento.

A su vez, es un texto expositivo divulgativo porque, por su lenguaje claro y conciso, resulta fácilmente comprensible para una amplia audiencia de receptores. El hecho de que se emplee un lenguaje claro y preciso no quiere decir que no utilice tecnicismos (dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno; las gotitas de agua se cristalizan…), ya que en estos textos predomina el lenguaje denotativo y objetivo, donde cada palabra tiene un referente concreto en la vida real (gotas, nubes, viento, copos de nieve…). Asimismo, para lograr la claridad acude a varios procedimientos como la definición del concepto de agua, la descripción del ciclo del agua y la ejemplificación (por ejemplo, el pico de una montaña).

En cuanto a las oraciones, predomina la modalidad enunciativa (el agua es uno de los elementos más importantes de la Tierra), ya que la función del lenguaje característica de este tipo de texto será la representativa, es decir, aquella que se basa en representar la realidad inmediata. De esta forma, la mayoría de los verbos están en presente de indicativo y en tercera persona (es, asciende, caen…) para resaltar la objetividad. Además, encontramos varias oraciones impersonales por medio de la tercera persona del verbo haber: hay zonas donde apenas llueve. Finalmente, este texto consigue la cohesión (ver las propiedades textuales) medio de los conectores (ver el uso de los conectores) como el de ejemplificación (por ejemplo y de esta forma).

Por todo esto, podemos afirmar que nos encontramos ante un texto expositivo cuya finalidad es transmitir información objetiva sobre uno de los elementos naturales, el agua.

Share Button