¿Qué es la asesoría para escribir? ¿Cómo puede ayudarte? La asesoría para escribir es un servicio a tu medida, cara a cara, centrada en ti, en tus palabras y en tu texto. Es decir, limpiar, fijar y… abrillantar tu escrito.

¿Coaching literario, coaching para escribir, asesoría literaria o consultoría editorial?

No son más que nombres que se centran en la creación de textos con una finalidad estética y literaria. Pero nosotros queremos ir más allá, queremos ayudarte en el proceso creador, en la escritura de toda clase de textos.

¿Qué es la asesoría para escribir?

Es un servicio que se puede contratar para todo el proceso de escritura o de forma puntual para resolver un atasco, para renovar los contenidos del blog o para encontrar el propio estilo de escritura.

Es un cara a cara, un tú a tú, donde solo hay un guion, el tuyo.

Este servicio es para ti, si:

  • Alguna vez sufres el bloqueo del escritor.

  • En la escritura no sabes qué trama elegir o por dónde ir.

  • No estás seguro del estilo.

  • Necesitas hacer una lluvia de ideas para renovar los contenidos del blog, la trama, los personajes o el conflicto.

  • Quieres redactar un artículo de forma objetiva o persuasiva.

  • Necesitas que revisen la estructura del escrito, la coherencia interna…

  • Te encantaría planificar tu escritura o establecer un calendario editorial.

Es decir, el objetivo es apoyarte en tu proceso creador para conseguir que ofrezcas lo mejor de ti mismo y que llegues a escribir un texto no solo del que estés contento, sino orgulloso.  Se trata de ofrecerte las técnicas y las herramientas para que la creatividad vuele y las palabras sean las adecuadas en todo momento, ganando en seguridad al ser un proceso de apoyo.

¿Por qué no es un coaching literario?

Porque el coaching literario, como su propio nombre indica, se centra exclusivamente en los textos que tienen una finalidad literaria. Nosotros no queremos eso. Queremos ayudarte con tus palabras, cualesquiera que sean.

¿Por qué no es un coaching para escribir?

Porque no te vamos a entrenar para escribir como si de una carrera de fondo se tratase. Te vamos a ayudar en todo lo que necesites, te vamos a apoyar, a animar, a corregir, a guiar… Es un 6 x 1.

La asesoría para escribir no es un entrenamiento, sino un impulso. Se trata de trabajar conjuntamente contigo para definir qué es lo que quieres expresar y cuál es la mejor forma de lograrlo. Es un trabajo a medida de tus necesidades. Una sesión, dos, tres o cinco. Lo que te haga realmente falta, no es un servicio global ni aglutinador, sino centrado en ti.

¿Por qué no es una consultoría editorial?

La labor editorial incluye una revisión del texto para transformar el texto según parámetros de venta. Se trabaja el texto para adecuarlo al estilo de la publicación (corrección de estilo). Además, se incluyen servicios para gestionar contratos de edición y aspectos legales del manuscrito. También abarcan aspectos como la maquetación, el diseño de cubierta o gestiones y los trámites legales. Para todos estos aspectos, te remito a Mariana Eguaras, Consultoría editorial. Pues PAM palabras a medida, solo se encarga de la corrección ortotipográfica y de estilo de los textos o de los manuscritos, así como de solucionar los problemas que puedan surgir durante el proceso y no a la finalización del mismo cuando el libro ya está escrito.

Nosotros te guiamos en el proceso previo, en el de la escritura, en el de la corrección y en el de la revisión del texto, en la estructuración del libro, en la búsqueda y en la reafirmación del estilo, en la superación del bloqueo del escritor, en la creación de contenidos (tramas, guiones, estructuras argumentativas y narrativas, diálogos, artículos), en la descripción de personajes, de productos y de servicios…

Por último, te invito a leer el siguiente artículo, Didáctica de la corrección: corregir(se) para aprender, cuyo proceso y beneficios serían similares a la forma en que vamos a enfocar el asesoramiento para escribir.

Si te interesa este servicio, no te pierdas esta promoción especial que acabamos de lanzar.

Se trata de trabajar durante tu proceso de creación.

 

¿Qué te parece?