En un artículo anterior, La corrección ortotipográfica de un texto, decía que este tipo de revisión es fundamental en todo escrito que vaya a ser publicado. Sin embargo, la corrección de estilo no es imprescindible, pero sí muy recomendable.

El primer mito que existe al respecto es que un corrector cambia el estilo del autor. Para nada en absoluto, un corrector de estilo ni cambia ni modifica el estilo propio del escritor, lo mejora y lo perfecciona.

El segundo mito, que está muy extendido, es que un corrector de estilo reescribe el texto. Tampoco es cierto. Es habitual la queja entre los profesionales de la corrección de que los autores mandan el manuscrito tal cual, recién sacados del horno, sin ni tan siquiera haberle dedicado un par de horas a la corrección. En estos casos se presupone que el corrector de estilo va a reescribir el texto para que sea apto para su publicación y, por ende, que su lectura resulte amena. Un corrector de estilo no reescribe un texto.

El tercer mito es que el corrector de estilo reestructura el contenido del texto. Tampoco es cierto. Una revisión no es reescritura ni reestructuración del material.

Una cosa es estructurar, otra cosa es escribir y otra muy distinta es corregir el estilo de un texto.

Ahora vayamos a las matizaciones.

El autor del texto es el responsable de la escritura del mismo y de la forma en que lo presenta a los lectores. No obstante, el corrector advierte en los primeros párrafos o páginas cuándo un texto ha sido trabajado con anterioridad y cuándo es fruto de las prisas y no de un trabajo concienzudo.

Escribir no es solamente poner unas palabras tras otras en el espacio o en el tiempo, sino pensar, darle forma, corregir matizar y revisar lo escrito. Es decir, un corrector no lleva a cabo la labor de escritura que le corresponde al escritor.

La corrección de estilo de un texto tiene en cuenta los siguientes factores:

 

  • Minimiza y elimina el error ortográfico, gramatical, sintáctico y léxico-semántico.

 

  • Verifica que la forma coincide con el fondo: si se trata de un cuento infantil no debe haber ciertas expresiones o giros sintácticos incomprensibles para la edad del lector ideal. Si se trata de un texto académico deberá estar escrito en un registro culto y especializado, evitando las ambigüedades y las imprecisiones. Si se trata de un texto literario se deberá observar que el tono sea el apropiado con el mensaje que se desea transmitir.

 

  • Certifica que el mensaje resulta comprensible para el lector al que va dirigido en todo momento: país, edad, nivel cultural, sexo…

 

  • Comprueba que el ritmo de lectura sea el óptimo y el requerido por el propósito comunicativo: se trata de darle la fluidez necesaria para evitar el aburrimiento o la saturación.

 

  • Asegura la riqueza y la precisión léxicas mediante la eliminación de muletillas, vicios léxicos y semánticos.

 

  • Evita las repeticiones innecesarias como los pleonasmos.

 

  • Mantiene una progresión adecuada.

 

  • Comprueba la existencia de saltos incomprensibles en la estructura, es decir, lo que en cine se llama fallos de raccord. Estos errores de continuidad se dan, por ejemplo, si en una escena se dice que dos personas están en la cocina y una de ellas tiene un cuchillo en la mano, pero en la siguiente el cuchillo ha desaparecido por arte de magia y tiene en su lugar un abridor. Lo mismo se puede decir del color de una camiseta o de la disposición de un cuadro.

 

  • Hace desaparecer la rima interna que no produce ritmo, sino que lo ralentiza.

Todo esto solo lo puede verificar una mirada externa al texto, que no ha perdido aún la capacidad de sorprenderse ante lo que le cuentan, lo que comprende, lo que induce y lo que no entiende.

Es decir, un corrector de estilo jamás reescribirá una obra ni hará desaparecer el estilo ni el tono del autor, sino que lo mejora y lo perfecciona.

La corrección de estilo buscará siempre la palabra adecuada atendiendo a la finalidad, al propósito, a la dirección y al sentido del texto con el objetivo de asegurar la coherencia y la cohesión global del mismo en un contexto determinado.

¿Qué otros factores crees que habría que tener en cuenta en la corrección de estilo?

 

¿Crees que es importante someter un texto a una corrección de estilo?