¿Qué es y para qué sirve el acento diacrítico?

 

La tilde diacrítica, según la Ortografía de la RAE, es aquella que permite distinguir palabras pertenecientes a diferentes categorías gramaticales que tienen idéntica forma. Por ejemplo:

  • Si (conjunción condicional): Si te quedas, te hago una tarta.

  • (adverbio de afirmación): Sí, quiero.

La Ortografía, a su vez, añade que, por lo general, llevarán tilde diacrítica las palabras tónicas (es decir, las que se pronuncian con mayor intensidad) y no la llevarán las átonas (que son las que se pronuncian con menos intensidad).

Sin embargo, existen algunas excepciones a esta regla (como el nombre de las letras te, -t-, y de ,-d-, algunas notas musicales, -mi- y -si-, y más –que se acentúa siempre cuando indica una suma–). No hace falta aprenderse las excepciones de memoria, sino usar el sentido común y, por qué no, el descarte, que a veces resulta ser un método infalible. Sigamos con el ejemplo anterior:

  • Si (conjunción condicional, átona, no lleva acento): Si te quedas, te hago una tarta.

  • (adverbio de afirmación, tónica, sí lleva acento): Sí, quiero.

  • Si (sustantivo, tónica, no lleva acento): Hoy he aprendido a tocar el si bemol.

  • Vamos a deletrear el nombre de Damián: De-a-eme-i-a-ene.

  • Deletreamos Tere: Te-e-ere-e.

  • Escribamos la suma de 2 + 2 = 4: Dos más dos es igual a cuatro.

El oído siempre es un buen aliado para la correcta acentuación de palabras que se escriben de igual o parecida forma, pero que tienen diferentes significados. Si no se tiene buen oído, mejor será la distinción por categoría gramatical y algunos trucos mnemotécnicos, ya que sabiendo que las notas musicales no se acentúan (do, re, mi, fa, sol, la, si), que los nombres de las letras tampoco (be, ce, de, efe, ge, hache, jota, ka, ele, eme, ene, eñe, pe, cu, erre, ese, te, uve, uve doble, equis y zeta) y que “más” siempre se acentúa -salvo cuando se puede sustituir por “pero”-, pues nos quitamos más de un quebradero de cabeza.

(Haciendo un pequeño inciso: ¿Alguien ha dudado sobre cómo se escribían algunas de estas letras como la ka, la cu o la equis? ¿Cómo serán sus plurales: kas o kaes, cus o cues, pes o pees? Las primeras opciones son las correctas).

También hay otras excepciones como algunas palabras tónicas, que se escriben de igual manera, pero que tienen significados diferentes. En este caso el contexto aclarará su sentido:

  • Di qué quieres comer (tónica y del verbo decir).

  • Di un abrazo a mi primo (tónica y del verbo dar).

  • Fue/fui al cine (tónica y del verbo ir).

  • Fue/fui un villano (tónica y del verbo ser).

  • Él vino muy rápido (tónica y del verbo venir).

  • El vino está dulce (tónica y sustantivo).

En cuanto a las parejas de palabras conflictivas, preparamos en su momento varios artículos para erradicar las dudas que pudieran surgir. Te animo a leer Palabras de escritura dudosa y Palabras y expresiones que suscitan dudas en su ortografía.

Para rizar el rizo un poco, ¿cómo interpretarías estas frases? ¿Haría falta explicitar aún más el contexto?

  • Di lo que pidieron.

  • Di eso.

LA TILDE DIACRÍTICA EN MONOSÍLABOS

Por regla general, los monosílabos (palabras de una sola sílaba) no se acentúan: sol, Juan, fe, pie, gran, gris, bien o mal. Aunque, he de recordar que desde la Ortografía de 2010 ciertas palabras como guion, truhan, guie, crie y hui tampoco se acentúan. Nunca es tarde para ponerse al día con las nuevas normas ortográficas.

Excepción aparte lo constituyen una serie cerrada de parejas de monosílabos que sí se acentúan para distinguir sus diferentes significados y que se expondrán en la siguiente infografía:

la-tilde-diacrítica-en-monosílabos-infografía

Para ampliar la información sobre los trucos para diferenciar “aún” y “aun” puede leerse el artículo Palabras de escritura dudosa, donde encontrarás 13 parejas de palabras conflictivas, o bien Palabras y expresiones que suscitan dudas en su escritura con 10 dobletes y tripletes interesantes.

LA TILDE DIACRÍTICA EN QUÉ, QUIÉN, CÓMO, CUÁNDO, DÓNDE, CUÁL, CUÁNTO Y CUÁN

No me voy a detener en esta explicación, pues existe un artículo al respecto: Qué, quién, cómo, cuándo, dónde, cuál, cuánto y cuán.

También resultará de interés la lectura de El uso de por qué, porqué, porque y por qué, así como El uso de adonde, a donde, adónde y a dónde.

Por supuesto, casi sobra la advertencia de que los pronombres demostrativos y de que el adverbio solo ya no se acentúan. Para consultar la explicación, siempre será de utilidad leer Se acabó el dudar con las nuevas normas de acentuación. Si eres un defensor de la tilde en solo, recomiendo la lectura de “Sólo” y la tilde de la nostalgia escrito por Elena Álvarez Mellado, quien da muy buenos argumentos para desterrar este acento.

¿Qué te ha parecido el artículo sobre la tilde diacrítica?

 

¿Tienes algún truco para diferenciar estas parejas de palabras?