¿No me rayes o no me ralles?

 

Dudar es de humanos y errar también lo es, pero existen en nuestra lengua algunas palabras y expresiones que suscitan dudas en su escritura. Siempre habrá alguna palabra o expresión que siembre la duda en nuestra mente: ¿se escribe todo junto o separado, con hache o sin hache, con doble ele o con ye…? El problema es que cuando la duda se manifiesta hay dos opciones: se sale de esta definitivamente o se deja ronroneando y campando a sus anchas.

No queremos que dudes en la escritura de ciertas palabras o expresiones, pero si la duda se manifiesta queremos extirparla de raíz. Aniquilarla. En este blog, encontrarás artículos destinados a solventar todas las dudas que puedan darse tanto en la ortografía como en la escritura de estas parejas de palabras conflictivas (como me gusta llamarlas).

Para este artículo he seleccionado diez parejas de palabras o de expresiones que suelen suscitar algunas dudas en su escritura: de arriba abajo o de arriba a abajo;  rayar o rallar; no me ralles o no me rayes; todo terreno o todoterreno; hacía o hacia; enrededor o en rededor; a fuera, afuera o fuera; en medio o enmedio; llevar a cabo o llevar acabo / acabo y acabó; detrás de mí o detrás mío.

DE ARRIBA ABAJO o DE ARRIBA A ABAJO

Es una locución que significa “de principio a fin” o “de un extremo a otro” y puede indicar dirección en cuanto a movimiento. La forma correcta es “de arriba abajo”, aunque es frecuente el empleo incorrecto de “arriba a abajo” en los medios de comunicación. Las palabras “arriba” y “abajo” no pueden ir acompañadas por la preposición “a” porque ya se presupone en su propia formación: a-rriba/a-bajo.

  • Me miró de arriba abajo como si quisiera desentrañar algún misterio oculto en mi interior.

  • Fui de arriba abajo sin encontrar nada.

  • Le pegó al balón de arriba abajo con gran maestría y efecto.

RAYAR o RALLAR

Rayar con “i” griega o “ye” significa hacer trizas o rayas sobre una superficie. De ahí, que se diga que hay que subrayar un documento.

  • El niño ha puesto bonito el parqué esta tarde haciendo rayas por todo el suelo. ¡Mi salón parece un Picasso!

  • Subrayas tanto los apuntes que pronto te harán falta gafas de sol para estudiar.

Rallar con doble “ele” se utiliza para triturar como, por ejemplo, se hace con la comida.

  • Hay que rallar la zanahoria para la ensalada.

Sin embargo, el problema viene con una expresión de ámbito coloquial en Andalucía y en Hispanoamérica.

NO ME RALLES o NO ME RAYES

Según el DRAE, la palabra rallar tiene una acepción, la número 2, que dice:

2.- tr. coloq. Molestar, fastidiar con importunidad y pesadez.

Para rayar en el mismo diccionario, la acepción 5 dice así:

5.- tr. coloq. Trastornar o volver loco. U. t. c. prnl.

Por lo que el dilema está servido, ya que podemos decir:

  • No me ralles que sería similar a no me molestes.

  • Me estoy rayando, es decir, me estoy volviendo loco.

La diferencia entre ambos está en que rayarse es un verbo pronominal como puedes ver a continuación:

  • En la frase “no me ralles” el sujeto eres tú, aunque esté omitido.
    • Tú, no me ralles.
  • Sin embargo, en “me estoy rayando” el sujeto sigo siendo yo.
    • Yo me estoy rayando “a mí mismo”.

Es como el verbo pronominal lavarse: Yo me lavo es lo mismo a yo me lavo a mí mismo, aunque en ocasiones no tenga un uso pronominal: Yo me lavo las manos.

Así que podemos concluir este apartado coloquial con la siguiente frase:

“No me ralles más que ya me estoy rayando.”

No me molestes más que ya me estoy volviendo loco.

TODO TERRENO o TODOTERRENO

Esta pareja es bien sencilla.

Todo terreno es incorrecta y necesita de un determinante que la acompañe. Significa extensión de tierra:

  • Miró por todo el terreno por si había algo sospechoso.

  • Todo mi terrero está sembrado de olivos.

Todoterreno, escrito en una sola palabra, es un tipo de vehículo motor.

  • Mi todoterreno tiene diez años y aún va genial.

  • Quiero arreglar el todoterreno.

HACÍA o HACIA

Hacía, con tilde, es el pretérito imperfecto de indicativo del verbo hacer. Se utiliza tanto con valor impersonal como para referirse a la tercera persona del singular.

  • Hacía mucho frío en esa casa de campo. (Uso impersonal)

  • La niña hacía los deberes con mucho esmero.

Hacia, sin tilde, es una preposición que indica movimiento o dirección.

  • Fui hacia allí y no encontré nada.

  • Nosotros llegaremos hacia las doce del mediodía.

ENREDEDOR O EN REDEDOR

Enrededor no existe.

La forma “rededor” es un contorno o redor, que se utiliza bajo la forma de locución adverbial “alrededor” o “al rededor” (ambas correctas). No obstante, puede utilizarse con la preposición “en” separada de la palabra “rededor”.

  • Miré en rededor con la esperanza de encontrar un león en las proximidades.

  • Miré alrededor con la esperanza de encontrar un león en las proximidades.

A FUERA o AFUERA (FUERA)

A fuera, separado, no existe.

Afuera y fuera son correctas porque indican movimiento hacia el exterior.

  • Vete afuera/fuera

En España suele utilizarse el adverbio fuera y en Hispanoamérica es más común el de afuera. Si va acompañado de otras preposiciones “de”, “desde”, “hacia”, “hasta”, “para” o “por” se prefiere el uso de afuera, que jamás llevará la preposición “a” porque ya está implícita en la formación de la misma palabra (como el caso de arriba y abajo).

  • Miró desde afuera.

  • Fui hasta afuera.

  • Rodea la casa por afuera.

EN MEDIO o ENMEDIO

Enmedio no existe.

La Academia solo tiene aceptada la locución adverbial en medio, que está formada por una preposición más un adverbio.

  • La tarta se puso en medio de la mesa.

  • Me siento en medio de este conflicto y no me gusta nada.

LLEVAR A CABO o LLEVAR ACABO / ACABO y ACABÓ

Acabo, junto, corresponde a la primera persona del singular del presente de indicativo del verbo acabar:

  • Ya acabo la tarea programada para esta semana.

Acabó, con tilde, se refiere a la tercera persona del singular del pretérito perfecto simple de indicativo del verbo acabar.

  • Él acabó los deberes en un santiamén.

Sin embargo, la duda se plantea con la expresión “llevar a cabo” que significa “emprender una acción” y siempre se escribe en tres palabras.

  • Llevó a cabo un gran viaje interior que le proporcionó los medios necesarios para vivir en equilibrio.

Pero ten cuidado porque puedo rizar el rizo y decir:

  • En cuanto lleve el paquete acabo la jornada.

DETRÁS DE MÍ o DETRÁS MÍO

Detrás mío*, es un vulgarismo incorrecto porque los posesivos nunca pueden acompañar a los adverbios.

Por lo tanto, siempre se escribirá detrás de mí.

  • Se sentó detrás de mí / Se sentó detrás mío*.

Lo mismo ocurre en otros casos de adverbios y posesivos:

  • Se sentó delante de mí / Se sentó delante mío*.

  • Estoy detrás de ti / Estoy detrás tuyo*.

Para aniquilar las dudas en cuanto a la escritura y a la ortografía de ciertas palabras, puedes consultar los siguientes artículos:

Palabras de escritura dudosa: aún o aun; en seguida o enseguida; en frente o enfrente; basto o vasto; valla o vaya; haya, halla, aya o allá;  entorno o en torno; sobre todo o sobretodo; alrededor o al rededor; deprisa o de prisa; a parte o aparte; quizás o quizá; asimismo, a sí mismo o así mismo.

Se acabó el dudar con las nuevas normas de acentuación.

El uso de los porqués.

El uso de qué, quién, cómo, cuándo, dónde, cuál y cuánto.

El uso de adonde, a donde, adónde y a dónde.

Cómo se escriben los prefijos, ¿juntos o separados?

El uso incorrecto de la construcción pasiva.

¿Qué otra pareja de palabras consideras conflictiva?

 

¿Cuál es el error más habitual con el que te encuentras?