En estos tiempos tan acelerados no tener un proyecto de futuro o no subir para arriba puede ser causa suficiente para que nuestro ego nos abandone. Y eso no puede ser. Sin embargo te propongo hacer una pausa en tu escalada hacia el éxito para pensar un poco sobre si proyecto de futuro es una expresión correcta. Nada mejor que acudir a un maestro mío, un tanto irónico, que tenía la manía de dialogar con sus alumnos en vez de aburrirlos con sermones de una hora.

                                                                                                                                                                                                                    Proyecto de futuro redundancia

Pregunta el maestro al alumno:

-¿Se puede decir subir para abajo?

-No, -contesta el alumno un tanto sorprendido.

-¿Y bajar para arriba?

-Tampoco

-Claro, sería no solo contradictorio sino imposible. -Sentencia el maestro y, tras una pausa, vuelve a preguntar:

-¿Y se puede decir subir para arriba y bajar para abajo?

El alumno duda:

-¡Hombre, como decirse, decir se puede pero…!

-Sobra, no hace falta. Es un pleonasmo.

-Un pleo ¿qué?

-Una redundancia, una repetición innecesaria. Como proyecto de futuro.

-Pues todo el mundo lo dice.

-Pues mal dicho. ¿Conoce usted algún proyecto que sea de pasado?

-Es como decir subir para abajo.

Proyecto es una palabra que encierra en sí misma la idea de futuro como subir la de “ir hacia arriba”. Proyecto de futuro es un pleonasmo como plan de futuro por la misma razón.

-¿Entonces con decir tengo un proyecto o un plan es suficiente?

-Exacto, no olvide que“menos es más”.

Bueno, no siempre “menos es más” pero casi siempre. Hablar o escribir con las palabras justas, además de permitirnos un ahorro de energía que podemos destinar a otros proyectos o planes, facilita el diálogo con los demás y evita el choque de egos.

 

¿Conoces otras expresiones redundantes?

Compártelas con nosotros.

¡Nos encanta diseccionar la lengua!