¿Has sentido alguna vez curiosidad por conocer cuál es el origen de algunas palabras del español? ¿Por qué hay vocablos similares en diferentes lenguas? ¿Cuál es su origen?

Esta sección está pensada para ti, que tienes esa curiosidad por conocer el origen de las palabras.

¿Eres diestro o zurdo?

Las palabras diestra y derecha proceden de un solo vocablo latino: “dexter, -tra, -trum”, que evolucionó de forma diferente en castellano.

Pero también existía su antónimo: “sinister,-tra, -trum” que da en español siniestra. Por un complejo proceso de cambio semántico, se relacionó la palabra siniestra con las artes oscuras y la quiromancia, lo que provocó la necesidad de crear otros vocablos para designar el lado siniestro. Para ello, se recurrió al vasco. Con las palabras zurda e izquierda se solucionaban las connotaciones negativas que había adquirido el término procedente del latín: siniestro.

¿Por qué la palabra siniestra llegó a tener esas connotaciones negativas?

Hay dos teorías:

La primera está relacionada con el sexo. Lo derecho y lo correcto en la antigüedad se relacionaba con el hombre, mientras que lo izquierdo o siniestro con lo femenino. La lengua latina también tenía la palabra “sinus”, que era una toga que se ponían las mujeres en el lado izquierdo. El vocablo “sinus” también ha dado en castellano la palabra seno.  De ahí, que se haya relacionado con lo femenino.

Pero dejando a un lado las connotaciones sexuales, en el Cantar de Mío Cid, se relacionaban las palabras derecha y siniestra con los augurios. Anteriormente en Roma, si el augurio venía por el lado derecho era considerado bueno, en cambio si llegaba por la izquierda era malo o adverso. De ahí, que el término siniestro se haya relacionado con las artes oscuras. ¡Todo dependía del vuelo de las aves!

¿Conocías el origen de la palabra siniestra e izquierda?

¿Cuál de las dos teorías te gusta más?