La palabra copywriting es un anglicismo de difícil traducción al castellano. Es el arte de dominar la escritura persuasiva con fines comerciales. Se podría traducir por “escribir para conquistar”.

En realidad, cualquier empleo de la lengua es persuasivo. Es un mecanismo que ponemos en práctica inconscientemente. Por ejemplo, cuando un niño ha hecho una travesura y está siendo regañado por sus padres, cambia de forma inmediata el tono de voz. Las palabras que utiliza van encaminadas a suavizar la situación.

El medio es el mensaje.

Los mensajes perduran en el tiempo. De hecho, se repite el mismo mensaje desde hace siglos. Es decir, la misma historia que apela a los valores universales (amor, odio, superación, felicidad, lujo…). No obstante, cambia el medio en el que se difunden los mensajes.

Cada medio de comunicación tiene su propio lenguaje, finalidad y objetivo:

  • La publicidad: emplea un lenguaje connotativo. Su fin es crear una necesidad hasta entonces inexistente para vender.

  • Los medios de comunicación (radio, televisión y prensa): emplean un lenguaje denotativo y en los géneros de opinión predomina la estructura argumentativa. Su objetivo es informar y educar, pero la finalidad va más allá de transmitir meras informaciones, pues pretenden generar una opinión concreta a partir de una noticia.

  • La retórica también es el uso persuasivo del lenguaje para convencer mediante argumentos. Si es un discurso hablado, especial importancia tendrá el tono de voz, las pausas, el ritmo y los silencios.

  • El chiste usa el humor y la caricatura para exagerar cualquier situación social.

  • La poesía se erige como transmisora universal de emociones y sentimientos.

Todos los textos tienen una finalidad concreta. Sin embargo comparten un objetivo básico común: Conseguir un impacto, llamar la atención.

El copywriting es la técnica de escribir textos en función de un público ideal. Es llamar la atención y apelar a la acción. Convencer y persuadir mediante las palabras. Para ello, se nutre de las técnicas, las herramientas y los recursos de los medios anteriormente señalados (La persuasión a lo largo de la historia).

El copywriting no es solamente conseguir que el cliente o el lector se apunte a una newsletter (boletín) o a una oferta. La escritura persuasiva está presente en cada palabra de una página web. Desde la página de inicio a la de quiénes somos, desde el contacto al blog. Se trata de generar confianza desde el minuto cero.

Dominar la escritura persuasiva en todos los textos (redes sociales, campañas de correo electrónico, comentarios…) permitirá a tu empresa transmitir desde el principio la historia y los valores de Marca.

¿Crees que el copywriting está presente en todas las comunicaciones de las empresas?

 

 ¿Qué estrategias persuasivas aplicas en tu página web?

 

¿Qué es para ti el copywriting?